Los zombis de Romero

dawn_of_the_dead_1978.jpg

A principios de los 60, EEUU empezó un proceso que conllevó una crisis económica agrabada con el coste de la guerra de Vietnam. El sentimiento de frustración por la sociedad y por el sueño americano que esto causó entre muchos ciudadanos, fue caldo de cultivo para los movimientos de contra-cultura que tuvieron a su vez un gran impacto en el cine del momento. Muchos filmes comenzaron a deconstruir mitos sobre el sexo y la violencia. Era el Nuevo Hollywood, con películas como "Bonnie y Clyde" (1967) de Arthur Penn y "2001: Odisea en el Espacio" (1968) de Stanley Kubrick. Este momento también fue clave para las películas de terror, un género que muchos directores eligieron para mostrar su incomodidad con el clima político. Así, películas como "Repulsión" (1965) y "La Semilla del Diablo"(1968) de Roman Polanski fueron las referencias para un nuevo estilo caracterizado por el naturalismo y la atracción por los trastornos mentales.

Es en este contexto histórico cuando George A. Romero, con tan sólo unos cortos y vídeos publicitarios de experiencia, empieza la producción de su primer largometraje, "La Noche de los Muertos Vivientes" (1967). El filme cuenta las desavenencias de seis supervivientes que se refugian en una granja para protegerse de los zombis, muertos reanimados por un virus. Fue una revolución en el cine de terror, ya que popularizó la serie B desde dentro de las películas más underground, alejándose de los efectos gore y realizando un siniestro catálogo de tabues occidentales: la destrucción de la familia, el canibalismo y una escalofriante interpretación de lo que nos espera tras la muerte.

Después de este inesperado debut como director de cine, Romero dirigió otras películas, pero no retomó los zombis hasta 1977 con la película "Zombi". En este filme, tres hombres y una mujer se esconden en un centro comercial vacío para defenderse de los muertos vivientes que deambulan alrededor del recinto guiados por reflejos automáticos de su antigua vida. Por un tiempo, los protagonistas se las arreglan para vivir con toda clase de lujos gracias a lo que encuentran en el centro comercial. De esta manera, Romero hace una clara metáfora de la sociedad de consumo, mostrando tanto a los humanos como a los zombis atraídos por el imán del paraíso comercial.

La película se gravó en aproximadamente 4 meses a finales de 1977, con un presupuesto relativamente modesto de unos 500.000 dólares. Para ello se utilizó el centro comercial Monroeville Mall en Pittsburgh, Pensilvania, en horas de cierre de los comercios. Por aquel entonces, el centro comercial era el primero de su tipo, un espacio enorme con 143 tiendas distribuidas en dos pisos, incluidos una pista de hielo y un inmenso parking. Casi todos los comercios autorizaron el uso ilimitado de sus espacios para la película, excepto el banco y la joyería que exigieron supervisión de guardas de seguridad. En "Zombi", el centro comercial es tan crucial para el argumento como cualquiera de los protagonistas. Es un símbolo, una traducción espacial del clima social de aquel momento. No fue la última vez que Romero hizo una elección de la arquitectura tan elocuente para el escenario de sus películas.

Su próxima película de zombis, "El Dia de los Muertos" (1985) toma lugar en un búnker, un establecimiento militar que los zombis tratan de asaltar. El director resume la película de este modo: "Un grupo de militares estaba realizando una investigación científica, pero las razones de su trabajo se desmoronan cuando desaparece la sociedad. Sin sociedad ¿para qué servirían sus descubrimientos? Cuando no hay estructura no saben qué hacer y se aferran a sus antiguos comportamientos. Nadie habla con nadie. Es una especie de tragedia sobre cómo la falta de comunicación causa el caos y colapsa el último vestigio de organización social".

Según las declaraciones de Romero, esta es su película favorita, aunque fue la que menos entusiasmo creó entre los críticos. A muchos les desilusionó el argumento menos dramático que otras de sus trabajos. Sus fans la defienden por la comparación entre los humanos y Bob, el avanzado lider zombi, carácter que subraya las similitudes entre el comportamiento zombi y humano.

La cuarta película zombi de Romero, "La Tierra de los Muertos Vivientes", se hizo en el 2005 como un contrapunto a las películas propagandísticas de después del 11 de septiembre, como "DC 9/11: Time of Crisis". "La Tierra de los Muertos Vivientes" retrata a los vivos tratando de llevar una vida normal en una ciudad fortificada con muros que les protegen de los zombis. Este modelo de sociedad ha sido diseñado por empresarios que viven en lujosos rascacielos, lejos de la dura existencia de las calles. Cuando los zombis consiguen avanzar y la supervivencia de la ciudad queda amenazada, los políticos contratan a un grupo de mercenarios para proteger la fortificación. Pero los mercenarios se convierten en enemigos del sistema cuando se les niega el privilegio de subir en la escala social.

Se rumorea que Kaufman, el tiránico empresario que encarna Dennis Hoper, está inspirado en el Ministro de Defensa americano Donald Rumsfeld. En un momento de la película, confrontado con las presiones de los mercenarios el personaje clama: "No negociamos con terroristas". Con frases como ésta, Romero realiza la comparación entre ficción y actualidad.

El director no esconde su simpatía por los zombis, trágicos seres despojados de individualidad y conciencia, sin ningún rastro de los que eran, excepto las repeticiones automáticas de viejas rutinas de socialización, como deambular por centros comerciales. Sin deseos, ni siquiera tienen intención de hacer daño. Simplemente se abalanzan sobre los vivos, ansiosos por poseer algo que no tienen y tal vez nunca tuvieron. Por el contrario, es entre los vivos donde encontramos a los villanos. La mayor amenaza son otros humanos que harán lo que sea por sobrevivir en este macabro proceso de selección natural. El científico de "Zombi" no para de decirlo: "Tenemos que seguir siendo racionales", frase que repite una y otra vez mientras la sociedad civil se desmantela ante sus ojos.

Iratxe Jaio y Klaas van Gorkum

Comentarios

matias (no verificado) Jue, 01/01/1970 - 02:00

me presento soi matias,i soi un fans de jorge romero, o como se escriba jajaja,bueno me encantan sus peliculas de zombies i algunas de otros actores,me gustan dos tipos de peliculas de zombies, las q tienen fin ,osea,las q son una sola peli, i las q son sin fin,osea,las q son mas de una peli,algunas peliculas de zombies son mui feas, i algunas muy buenas,son tan buenas , q te ase pensar , i q si pasa eso ?? ..emm,me gustan las nuevas i las viejas, .
de las viejas me gustan:la noche de los muertos vivientes,el cementerio,virus,demonios,la puerta al infierno,i nada mas,
de las nuevas me gustan:resident evil 1,2,3 el despertar de los muertos,exterminio1,2,la tierra de los muertos,rec,el dia de los muertos i nada mas,

bueno eso es todo i nada mas,, :)

aguante la nueva tribu urbana :de los zombies :)

les dejo mi emeil :matias_888_mgm@hotmail.com
les dejo mi emeil :matias_888_mgm@hotmail.com
les dejo mi emeil :matias_888_mgm@hotmail.com
les dejo mi emeil :matias_888_mgm@hotmail.com
les dejo mi emeil :matias_888_mgm@hotmail.com
les dejo mi emeil :matias_888_mgm@hotmail.com
les dejo mi emeil :matias_888_mgm@hotmail.com
les dejo mi emeil :matias_888_mgm@hotmail.com
les dejo mi emeil :matias_888_mgm@hotmail.com
les dejo mi emeil :matias_888_mgm@hotmail.com

Portal de Ciencia Ficción (no verificado) Jue, 01/01/1970 - 02:00

Hola. Me encantan las pelis de zombis y, por tanto, las de Romero.

No veo qué licencia usáis en este blog. ¿Me permitís que reproduzca este artículo en www.portal-cifi.com/scifi/ ? Por supuesto indicaría quién es el autor y pondría un enlace al original.

Saludos



Creative Commons License
El contenido de esta página está bajo una licencia de Creative Commons.
Al copiar se debe reconocer al autor y el proyecto "Quédense dentro y cierren las ventanas" de Iratxe Jaio y Klaas van Gorkum, y poner el enlace a esta página.

Distribuir contenido